¿CUÁNDO ENTREGAR EL REGALO EN UNA FIESTA O CELEBRACIÓN?

Una invitación suele conllevar la “obligación” de llevar algún detalle, pero ¿cuándo se debe entregar?
Si llevamos un regalo o detalle para los anfitriones, lo habitual es dárselo al llegar. Cuando nos han invitado a una cena o algún tipo de evento similar, al recibirnos los anfitriones se hace entrega del obsequio -una botella de vino, una caja de bombones, un detallito para la casa,…-.Regalo-de-cumpleaños
El regalo se puede abrir en ese momento, o bien es posible que lo dejen en una mesa o lugar donde haya más regalos para abrirlos posteriormente, siempre antes de que se vayan los invitados. Esto se suele hacer en las fiestas de cumpleaños, bautizos, comuniones,… y otras fiestas donde hay muchos regalos, que se suelen abrir al terminar de comer.
Si es una celebración o reunión con pocos invitados lo habitual es abrir el regalo en el mismo momento en el que se recibe, y agradecerlo. Todo depende del momento y de las circunstancias.

En algunos casos, se suele enviar un detalle después de la celebración, reunión o estancia en una casa, para dar las gracias por las atenciones recibidas. Es el caso, por regla general, de los ramos de flores, plantas y obsequios de este tipo.
La apertura de un regalo depende del momento, de las circunstancias y de la costumbre del lugar donde esté una persona.
La regla más aceptada, al menos en los países occidentales, es abrir el regalo delante de la persona que lo hace y agradecerlo. Si es una fiesta donde los anfitriones no pueden ponerse a abrir en ese momento los regalos, porque están recibiendo a sus invitados, lo dejarán para un momento posterior pero deberán hacerlo antes de que se hayan ido las personas que le han hecho ese regalo.
Si el regalo es con motivo de la invitación a una fiesta de cumpleaños, lo habitual es abrirlo al finalizar la comida, bien sea un  almuerzo, una merienda, una cena, etc. Después de hacer su aparición la tarta se suelen abrir los regalos.
Si el regalo se ha enviado con antelación a nuestra presencia en ese lugar, generalmente unas flores, es un detalle por parte de los anfitriones tenerlas expuestas en un lugar visible de la casa.
En algunos países, como los orientales, el regalo no se suele abrir delante de las personas que lo hacen. Ellos no son proclives a mostrar sus sentimientos en público y no consideran que deban mostrar delante de otras personas su entusiasmo por el regalo -o bien, su posible desagrado-. Prefieren hacerlo en privado.
Mil besos
  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s